Durante 2018, se cometieron 281 femicidios en Argentina, uno cada 30 horas. La mayor parte tuvieron lugar en Buenos Aires.

El Observatorio de Femicidios creado por el Defensor del Pueblo de la Nación publicó un informe sobre femicidios relevados entre el 1° de enero y el 31 de diciembre.

De acuerdo al informe durante el año 2018 se registraron 281 víctimas de femicidio confirmadas, que incluye 29 femicidios vinculados y 6 personas Trans.

En lo que refiere a las características principales de las víctimas, el 17,4% corresponde a víctimas menores de 18 años, 28,8% a víctimas de 19 a 30 años, 31,7% corresponde al rango etario entre 31 a 50 años y el 21,0% de las víctimas tenía más de 50 años. Dentro del rango de víctimas menores de 18 años, se destacan 27 casos de niñas menores de 12 años.

El mayor porcentaje de femicidas corresponde a hombres mayores de edad entre 19 y 50 años que equivale al 61,9%, aunque también se confirmaron femicidios perpetrados por jóvenes menores de 18 años en un bajo porcentaje y la existencia de victimarios que superan los 60 años.

Solo el 6% de los casos fue cometido por un desconocido, lo que permite concluir que la mayoría de los crímenes se producen en el entorno íntimo de la víctima.

De 281 casos, se accedió a la información de que 55 víctimas denunciaron previamente a su atacante una o más veces, en algunos casos existía orden de restricción o prohibición de acercamiento del agresor y en 3 casos se le había otorgado un botón anti pánico a la víctima

Durante este periodo hubo 14 casos de intentos de suicidio y 59 suicidios consumados por parte los femicidas. 156 niños quedaron sin sus madres, muchos de ellos fueron testigos del femicidio. 8 mujeres estaban embarazadas cuando fueron asesinadas.

La provincia con mayor prevalencia de femicidios fue Buenos Aires con un total de 105 casos en el año. Le siguen las provincias de Córdoba y Santa Fe con 23 casos cada una; Tucumán con 17 casos confirmados, Mendoza con 16 y Chaco con 15.

Desigualdad de género: “De diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres”

Un relevamiento realizado por el Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo puso en evidencia que las más afectadas por el aumento de los alquileres en la Ciudad son las mujeres.

El informe señala que las mujeres iniciaron el 68% de los trámites vinculados con la dificultad en sostener el pago del alquiler. Además, sufren mayores abusos que los hombres por parte de las inmobiliarias.

De las últimas 600 consultas formuladas por inquilinos ante la Defensoría del Pueblo, el 66% fueron iniciadas por mujeres y solo el 34% por hombres.

«Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan», declaró el coordinador del Programa de Atención a Inquilinos, Fernando Muñoz.

En referencia a los reclamos contra las inmobiliarias, el 84% son iniciados por mujeres. Mientras que el 5.55% de los trámites iniciados son por problemas con el intermediario, en las mujeres ese porcentaje asciende al 7.11%y en los hombres desciende a 2.58%.


La crisis económica afecta más a las mujeres. Este 8 de marzo paramos por nuestros derechos.