Salvemos a Lucía

Lucia fue violada por la pareja de su abuela. El trato que está recibiendo por parte del sistema de salud y por las autoridades políticas de la provincia de Tucumán es cruel e inhumano

Lucia (es un nombre ficticio) tiene 11 años y enfrenta un embarazo forzado. Su madre fue privada de la responsabilidad parental en el año 2015, debido a que su pareja  abusó de las hermanas mayores de Lucía, por lo que se hizo un depósito de persona a favor de su abuela materna.

En menos de 24 horas, una petición lanzada en Change.org por el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) consiguió casi 15 mil firmas y hoy se sumó como promotora de la solicitud la organización internacional Equality Now.

Lucía está internada en el Hospital del Este Eva Perón, en las afueras de la capital provincial, a donde ingresó el 31 de enero por “autolesiones”, luego de intentar suicidarse como consecuencia de la situación dramática que está atravesando.

Hoy el embarazo cursa ya casi 24 semanas. Pero fue detectado en el Centro de Atención Primaria de la Salud de la localidad de 7 de Abril, donde la atendieron por primera vez, cuando llevaba 16 semanas, según publicaron medios de Tucumán, como La Gaceta.

Desde entonces, le imponen trabas para practicarle el aborto legal, que ella misma pidió, al decir, frente a una psicóloga en el hospital –según consta en la historia clínica- y publicó el diario Página 12 :Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”.

El 11 de febrero, en Cámara Gesell, la niña reiteró su intención de interrumpir el embarazo, contaba con 22 semanas de gestación. La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia realizó del 18 de febrero de 2019 una nueva entrevista a la niña para corroborar la información. Esta actuación del Estado ha perpetuado la violencia que sufre la niña, dando continuidad al delito cometido.

El secretario de Salud de la provincia de Tucumán, Gustavo Vigliocco, llegó a decir que como la niña pesa más de 50 kilos, está en condiciones de llevar a término el embarazo.

La Legislación Nacional es clara respecto de la legalidad de las prácticas de Aborto No Punible y de la falta de requisitos que obstaculicen y demoren estas intervenciones;  desde el Fallo F.A.L se omite como requisito el proceso judicial y basta con el pedido y declaración jurada de la víctima.



Jujuy: practicaron una interrupción legal del embarazo a una niña de 13 años

Una nena de 13 años fue víctima de una violación y quedó embarazada. Accedió a la ILE en el Hospital Materno Infantil «Dr. Héctor Quintana», donde se habían negado a practicarle el aborto a otra niña y en cambio le realizaron una cesárea.

La menor conoció a su agresor a través de las redes y se encontraba embarazada de 18 semanas, según información que difundió el diario El Tribuno. La Fiscalía Especializada en Violencia de Género y Abuso Sexual  a cargo del fiscal Alejandro Bossatti trabaja en el caso y la Policía busca al autor de la violación, quien utilizó datos falsos para contactarse con la nena a través de las redes sociales.

En el año 2017 Unicef colaboró con la provincia de Jujuy para la elaboración de un Protocolo para la atención de los embarazos en menores de 15 años debido a las alarmantes tasas de esa provincia, que superan la media nacional.  La provincia de Jujuy tiene, conforme a estadísticas del Departamento de Bioestadística del Ministerio de Salud, un registro de casos anuales en los hospitales públicos durante 2015 que arroja un total de 8.856 partos, 67 de los cuales  corresponden a adolescentes de 10 a 14 años.

Jujuy

Para 2016, del total de 8.463 partos, 42 fueron de menores de 15 años. De acuerdo a la distribución geográfica, las localidades de San Pedro de Jujuy, Abra Pampa y Capital concentran la mayor cantidad de casos.