Para el 2020 nos une el deseo: ¡Qué sea ley!

El 2019 llegó a su fin y con el año terminó también un gobierno que significó un retroceso en materia de derechos, en particular para les más vulnerables. La política económica generó un aumento de la pobreza y del desempleo, afectando en mayor medida a mujeres, lesbianas, niñes, trans, travestis y no binaries. 

En materia de inversión pública, según mediciones del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), el área de género perdió más de un 30% de recursos durante el gobierno de Cambiemos. El presupuesto de 2019 destinó $11 por mujer para prevenir la violencia de género, a raíz de esta desinversión, el Observatorio Ahora Que Si Nos Ven registró 327 femicidios, siendo uno de los años con más femicidios desde el Ni Una Menos. 

La falta recursos a la hora de implementar políticas públicas produjo un recrudecimiento de la feminización de la pobreza y de la desigualdad, mientras que cada 10 personas que forman parte del decil más pobre de la sociedad, 7 son mujeres, de cada 10 personas que conforman el más rico, 7 son varones.

En lo que respecta a la población trans y travesti la situación es mucho peor, con una expectativa de vida que no supera los 40 años, alrededor del 90% de dichos colectivos se encuentra por fuera del mercado formal y en situación de pobreza, mientras que el 95% ejerce la prostitución en situaciones de extrema marginalización. Esta realidad es producto de la falta de políticas de inclusión que, entre otras cosas, fomenten el empleo y combatan la informalidad laboral, recordemos que la exgobernadora bonaerense mantuvo cajoneada la reglamentación de la Ley de Cupo Laboral Trans durante cuatro años, para recién aplicarla a días de dejar su mandato. Como se dice habitualmente: mejor tarde que nunca, pero el “tarde” es demasiada pérdida para uno de los sectores más vulnerables y postergados de nuestra sociedad.

Estos cuatro años fueron muy duros, pero a muches nos salvaron los feminismos. Con las luchas en las calles reflejadas en las marchas del Ni Una Menos, los martes verdes, las manifestaciones contra los travesticidios y los paros internacionales, (¡fuimos les primeres que le paramos al gobierno de Macri!), emergimos en redes colectivas y establecimos agenda, al punto tal de marcar la imposibilidad de la vuelta atrás. 

Este año las pibas lograron la profesionalización del fútbol femenino, lucha que continúa en los reclamos por la igualdad salarial y mejoras en las condiciones laborales. También asistimos la masividad del 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales y No binaries en La Plata y para coronar el fin de año, tenemos un nuevo gobierno que a días de haber asumido, asumió también la agenda feminista y le devolvió a Salud su estatus ministerial, definido por el nuevo ministro Ginés González García, como el Ministerio Verde (guiño, guiño) y en cuyas primeras medidas se encuentra la publicación del nuevo protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

El presidente Alberto Fernández expresó en su discurso de asunción que iba a poner especial énfasis en las tareas de cuidado, fuente de muchas de las desigualdades, y a la semana estaba publicada en el Boletín Oficial la ley que legisla sobre la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo, que permite cuantificar la magnitud económica del trabajo doméstico no remunerado. 

Quizás uno de los mayores hitos del fin del 2019 fue la creación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación a cargo de Eli Gómez Alcorta, que apunta a transversalizar y federalizar las políticas de género, así como también a garantizar un abordaje integral y no punitivista de las violencias machistas. En la misma línea, en la Provincia de Buenos Aires, Estela Díaz asumió como ministra del flamante Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, y no podemos dejar de mencionar el lujo de tener a la referente trans, Alba Rueda, como subsecretaria de Políticas de Diversidad Sexual, área fundamental para el impulso de políticas de inclusión.

Con este fin de año se termina más que el 2019, culminan cuatro años de políticas nefastas, pero también de lucha colectiva, la cual seguirá presente y que se refleja en todo lo que está viniendo. 

¡Volvimos y vamos a ser mujeres! ¡Y también lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries!

La era está pariendo un corazón y es verde.

¡2020, te esperamos con nuestros pañuelos al grito de ¡QUÉ SEA LEY!

Peronismo y diversidad: Carlos Muñoz, la estrella de Santa Rosa de Conlara

Un candidato peronista de origen humilde y gay asumido desde los 15 años tiene altas chances de convertirse este domingo en el próximo intendente de Santa Rosa de Conlara, una ciudad de casi 10 mil habitantes, ubicada en el noreste de la provincia de San Luis.

Vivimos en un país federal, pero en el que la comunicación se encuentra centralizada, es así como muchas veces las redes sociales sirven de trampolín para visibilizar lo que ocurre más allá de Buenos Aires. Fue gracias a un hilo de la usuaria @PeroSincera de Twitter, que nos enteramos que en Santa Rosa de Conlara, San Luis, un concejal peronista, homosexual abiertamente declarado y de origen humilde, puede convertirse en el próximo intendente de esa ciudad, ganándole el puesto al actual intendente radical.

Carlos Muñoz nació y se crió en Santa Rosa de Conlara y en los carnavales baila con esplendor en la comparsa Candela Batuque. En una entrevista brindada al programa Marca Pazos de la AM 990, contó que siempre se sintió aceptado por su comunidad, dato que se vio reflejado en las últimas elecciones legislativas en las que Muñoz fue reelecto como concejal y se convirtió en el candidato con mayor caudal de votos de la historia de esa ciudad al triplicar el caudal de su rival de Cambiemos.

El candidato del Frente Unidad Justicialista expresó que no olvida su origen humilde, de ahí que siente especial interés por el desarrollo social de las áreas rurales y por el impulso del turismo para incentivar la economía local.

La candidatura de Muñoz y de otres candidates diverses permite cuestionar a la heteronorma imperante en las elecciones y hacia dentro de los partidos, y abrir el paño para un nuevo panorama electoral: más diverso e inclusivo.

Tucumán: Excluyen a un candidato por estar denunciado por violencia de género

La Junta Electoral Provincial excluyó a un candidato impugnado por afrontar denuncias de violencia de género y un juicio por alimentos e incumplimiento de deberes de asistencia familiar.

El candidato a concejal por el Frente Solidario Laborista, Bruno Gabriel Alexis Romano, no podría presentarse. Sin embargo el pre candidato presentó un amparo en la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo.

La resolución de Daniel Posse, presidente del organismo y de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, y de los ministros públicos Edmundo Jiménez y Washington Navarro Dávila contiene una novedad. Sucede que los vocales se apartaron del respeto irrestricto al principio de inocencia: según ellos mismos indicaron, en este caso correspondía dejar de lado el hecho de que no había contra Romano una sentencia firme pasada en autoridad de cosa juzgada. Posse, Jiménez y Navarro Dávila justificaron ese proceder excepcional con el argumento de que no podían desconocer la magnitud de los hechos denunciados, que habían dado lugar a la apertura de procesos penales y de familia, e, incluso, a la emisión de una medida de protección de persona.

Excluyen a un candidato por estar denunciado por violencia de género

Santa Fe: Le bajaron la candidatura a Amalia Granata

Antes de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el frente Unite por la Familia y la Vida había decidido dar de baja a su lista de diputados, que encabeza Amalia Granata.

Granata se presentó igual y sacó casi 150 mil votos el domingo en Santa Fe. Fue la tercera candidata más votada.

El 23 de abril, seis días antes de que se produzcan las elecciones, desde el Frente Unite por la Familia y la Vida se dio de baja la lista. Pero las boletas únicas ya estaban impresas, y ahora el Tribunal Electoral deberá tomar una determinación sobre la validez de ésta candidatura.

El caso es estudiado por el procurador general, Jorge Barraguirre, quien determinará la validez de la impugnación a la lista que encabeza Granata, que no necesariamente será vinculante. Luego el Tribunal decidirá sobre si esa nómina estará en la boleta única de Diputados en la elección general de junio próximo o no.

Sobre los motivos por los cuales dieron de baja la lista, José Bonacci, titular del partido aseveró que “se incumplieron acuerdos en la conformación de listas con personas allegadas a Granata, que fue sobre el final de la presentación de las nóminas, por lo que no hubo tiempo de impugnar antes, y luego ya se imprimieron las boletas”.

Aparentemente Granata tuvo diferencias con la gente que conformó el Frente y decidieron bajarla. Ahora se discutirá si los votos son de la candidata o del partido. La mediática circuló esta semana por diferentes canales presentada como «la estrella» de las elecciones. Parece que la estrella se quedó sin partido.

Arabela Carreras se impuso por amplia diferencia y será la primera mujer gobernadora de Río Negro

Tres listas fueron encabezadas por mujeres en las elecciones de este domingo en Río Negro. Por Juntos Somos Río Negro se presentó Arabela Carreras, Cambiemos llevó una fórmula integrada exclusivamente por mujeres, siendo candidata Lorena Matzen junto a Flavia Boschi. El FIT fue representado por Norma Dardik .

La candidata de Cambiemos, Lorenza Matzen (Manuel Cortina)
Lorena Matzen, Cambiemos

El Frente Para la Victoria llevó como candidato a gobernador a Martin Soria acompañado en la fórmula por Magdalena Odarda. No pudo ingresar a la legislatura Ornella Infante, la primer candidata a legisladora trans por la provincia de Río Negro que llevaba el FPV.

Arabela Carreras, la candidata oficialista, en esa provincia fue respaldada por el actual gobernador, Alberto Weretilnek quién no pudo presentarse luego de que la Corte Suprema de Justicia lo prohibiera en un fallo. El gobernador tuvo que elegir y Carreras dejó su lugar como candidata a vicegobernadora para encabezar la pelea por la gobernación.

Carreras logró un amplio triunfo en los comicios, quedando en un lejano segundo lugar al candidato peronista Martín Soria y un muy lejano tercer lugar a Lorena Matzen, candidata de Cambiemos.

Este domingo los rionegrinos eligieron un total de 46 legisladores provinciales, 22 por representación poblacional y tres por cada uno de los circuitos. En total hubo 1.649 mesas de votación dispuestas para recibir a 548.695 electores, con un 72,74% de participación.

Carreras es licenciada en Letras Modernas, estudió en la Universidad de Córdoba, tiene 49 años, trabajó como docente de nivel medio y se inició en la política como militante del partido vecinal Sur, bajo el ala de Alberto Icare. Fue secretaria privada del intendente Icare y luego subsecretaria de Desarrollo Económico.

En 2007 el partido Sur sumó a Carreras en su lista de concejales y asumió su banca. En 2011 accedió a una banca integrando una lista del FPV junto a Soria. Se afilió al PJ en enero de 2012. Con el nuevo escenario político provincial, Carreras fue de las dirigentes que llegaron con Soria y que se quedaron con Weretilneck. En 2017 fue designada como Ministra de Turismo, cargo en el que permaneció hasta hace pocas semanas cuando fue oficializada como compañera de fórmula de Weretilneck.

Arabela Carreras junto al actual gobernador Weretilnek