La justicia patriarcal ataca de nuevo

El lunes, el titular del Juzgado Federal N° 4 de Mar del Plata, Alfredo Eugenio López, hizo lugar a una medida cautelar presentada por el abogado Héctor Adolfo Seri y ordenó suspender la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo, ya que “viola la obligación internacional del Estado argentino de proteger la vida desde la concepción” y por “pone en juego el derecho de la vida de niños por nacer”.

Dentro de sus argumentos, el juez recordó un fallo de 1980 según el cual “la vida es el primer derecho de la persona humana que resulta reconocido y garantizado por la Constitución Nacional”. Pero este fallo no se refería al aborto, sino al pedido de transplante de riñón de la hija menor de edad de una pareja a su otro hijo. También hizo referencia al fallo de la Cámara de Apelaciones de la Justicia de San Juan, que ordenaba a una mujer abstenerse de realizarse un aborto y que luego fue revocado.

En diálogo con TN, el magistrado defendió su fallo diciendo que la Constitución defiende la vida desde la concepción y que él sólo aplica la ley, sin guiarse por subjetividades. Aunque, luego, comparó al ley IVE con el asesinato de niñes.

La Ministra Gómez Alcorta afirmó que el Estado Nacional apelará la decisión del juez. A su vez, el Ministerio aseguró, en un comunicado, que, tanto la ley como el protocolo, fueron aprobados en el contexto del compromiso del Estado argentino con el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos establecidos en el marco jurídico nacional, específicamente, en la Constitución nacional, Tratados Internacionales de Derechos Humanos, el Código Penal y el Código Civil y Comercial de la Nación, así como por todas las leyes concordantes de protección de pacientes, mujeres, niños, niñas, adolescentes, personas con discapacidad, entre otras.

Chaco: «A la clandestinidad no volvemos nunca más #EsLey»

Organizaciones transfeministas por la Interrupción Voluntaria del Embarazo repudian, a través de una solicitada con alta adhesión, la medida cautelar a la que dió lugar la jueza en lo Civil y Comercial N° 19 Marta Aucar de Trotti, intentando suspender la aplicación de la Ley N° 27.610 en la provincia del Chaco.

A través de la solicitada titulada «A la clandestinidad no volvemos nunca más #EsLey», organizaciones transfeministas por la IVE de la provincia de Chaco y de distintos puntos de nuestro país, salieron a repudiar enérgicamente «la medida cautelar a la que dió lugar la jueza en lo Civil y Comercial N° 19 Marta Aucar de Trotti, con argumentos atávicos, aviesos y con absoluta desprolijidad hasta en la forma y redacción de la misma -fechada en un no acontecido aún 28 de FEBRERO- intentando suspender la aplicación de la Ley N° 27.610 en el Chaco», expresaron.

«Sostenemxs el libre derecho de decidir sobre nuestrxs cuerpxs y vidas sin tutelajes ni violencias, soberanía decisional que no puede ser cercenada desde el Poder Judicial de la Provincia del Chaco con el dictado de medidas arbitrarias en plena feria judicial para intentar  suspender la implementación de Ley 27.610, aprobada por el Congreso Nacional por las mayorías democráticas y en el marco de sus facultades constitucionales,  para sancionar toda la legislación de fondo y promulgada por el Estado Federal», continúa el texto difundido a los medios de comunicación.

La Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo, una conquista del movimiento transfeminista en todo el país. PH: Zuma Press.

Denuncian que «con fallos a la carta, pedidos por un puñado de activistas fundamentalistas de FASTA (Federación de Agrupaciones Santo Tomás Aquino, con personería obtenida en el dictatorial mes abril de 1.976), sin que exista debido proceso, bilateralidad, ni caso concreto, la jueza se arroga y usurpa la facultad de legislar violando gravemente la republicana división de poderes».

Argumentan además que «La Ley Nacional 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo, fue producto de la lucha feminista, y transfeminista para terminar con 100 años de punitivismo patriarcal que no sirvieron para nada. Es una ley parida desde el amor y el dolor, que llegó para achicar un poquito más la brecha de  desigualdad que existe en la Argentina, y es ejemplo y marca claro precedente a nivel mundial y aún más en América Latina».

«En una Provincia como Chaco, signada históricamente por índices lacerantes de niñas madres y abusos sexuales en las infancias, no vamos a tolerar que una jueza que debería cumplir los mandatos constitucionales y convencionales que pregonan la igualdad de géneros, dicte una medida cautelar que en el altar de prejuicios anacrónicos va contra de nuestrxs derechos. Solo con las luces de creencias dogmáticas la maternidad forzada es un destino obligatorio. El adn no es un niño y el embrión no es persona. Somos mucho más que un cóctel genético y las mujeres y personas con capacidad de gestar no somos incubadoras seriales. Tenemos derecho a decidir sobre nuestras vidas sin tutelajes exógenos de la religión, el estado o cualquier otro tutor que el patriarcado nos quiera imponer y a acceder a atención, acompañamiento y protección estatal para esas decisiones con pleno cumplimento del marco normativo federal de derechos humanos y con justicia social y accesibilidad igualitaria a derechos y servicios», agregan.

Para finalizar, remarcan que «la Constitución Nacional no prohíbe el aborto. Al contrario, garantiza acciones afirmativas a favor de las mujeres y prohíbe la imposición de creencias religiosas personales a los demás. La Dra. Aucar y FASTA quieren eternizar el aborto clandestino. Por eso repudiamos enérgicamente esta resolución judicial vacía y bochornosa legalmente con la que quieren convertir al Chaco en un feudo teocrático».

«Defendemos nuestra ley. Una ley que la luchamos, la impulsamos y conquistamos desde las calles, que la llevamos al Congreso.  Que la debatimos largamente y la ganamos desde un marco democrático,  y hoy seguiremos defendiéndola con toda nuestra fuerza y sororidad, para que el deseo de miles y miles de mujeres y personas gestantes que quieren hacer valer su derecho a la libertad, a la felicidad, a planificar su vida y decidir por su cuerpo no sea avasallado», manifestaron.

Con las consignas #AbortoLegalEsJusticiaSocial #ReformaJudicialYa, la solicitada contó con las siguientes adhesiones:

Araceli Ferreyra -Dip.Nac.(mc) Resp. Nacional de Frente Mujeres Evita-

Silvia Renee Horne -Dip.Nac (m.c) Miembro del Secretariado Nacional Movimiento Evita-

Marín Pilatti Vergara Senadora Nac. Por la Prov.Chaco

María Reigada -Senadora Prov. de Buenos Aires-

Ana Almiron- Senadora Nac.por la Prov. de  Corrientes-

Ayelén Sposito -Diputada Nacional por la prov.de Río Negro

Lucila Masin -Dip. Nacional por la prov.del Chaco-

Gladis Cristaldo Dip Prov. Chaco -Igualar Chaco-

Teresa Cubells -Dip Prov. Chaco – F.Grande U.Ciudadana

Patricia Rindel Senadora   Prov. Corrientes

Lucila De Ponti Dip.Pcial Santa Fe  -Vicepresidenta de la legislatura de Santa Fe-

 Soledad Salaburu, Dip. pcial del Movimiento Evita Neuquen

Marta Susana Diaz -Concejala Movimiento Evita.  Concepción Del Bermejo-

Anabel Garibelti – Concejala Barranqueras (La Campora)

Johanna Duarte -Subsecretaria de Promocion y Desarrollo de la Economía Popular -Secretaria General Mov.Evita Chaco-

Carolina Brandariz -Directora de Cuidados integrales y políticas comunitarias MDSN y militante Mov Evita-

Ara Marina Cardelli – Presidenta de Cascos Blancos – Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto

Romina Corvalan -Géneros Micaela Garcia – Grupo Bicentenario –

Lucia Soria-Secre.de Género e Igualdad de Oportunidades UTRE-CTERA-CTA

Belen Rodriguez -Secretaria de CTA de los Trabajadores Chaco-

Cristina Aboitiz -Igualar Chaco-

María Gabriela Pellegrini -Periodista-

Nancy Sotelo -Espacio Identidad-

Maria Susana Ramírez- Subsecretaria de Participacion Ciudadana-

Úrsula Ximena Sabarece -Dir. Diversidad, Disidencias sexual e Identidad de Género-

Silvia Banchik-Psicóloga y voluntaria de la Fundación Micaela García de C. del Uruguay. E. Ríos

Cecilia Feliciana Castro -Fundacion Micaela Garcia Entre Rios-

Gabriela Lorena Padoan Lic. En Psicología.  (Equipo interdisciplinario penal de Niñez, adolescencia h familia poder judicial)

Silvana Cristaldo – UTEP Evita Chaco-

Cristina Ruca Delgado- Resp.Prov Mujeres Evita Chaco-

Milagros Garcia -Resp JP Evita Chaco-

Debora Vega -Cooperativa 24 de diciembre V.Río Negro (M.E)-

Heather Balbuena -Resp.de Prensa Mujeres Evita Chaco-

Aldana Meza Resp.Promotorxs Territoriales de Género y Diversidad «Micaela Garcia» Chaco-

Patricia Antonelli resp.Local Mujeres Evita y Puertas Violetas (Las Palmas)

Fundacion Micaela Garcia «La Negra»

Colectivo Nacional

Revolución de las Viejas

Estamos Listas 2019

Unidos y Organizados

Mujeres y Diversidad Forja

Bandada Feminismo entre Rejas

Al Fin Justicia

Eva Pueblo (Corriente Peronista)

Las Muchachas-(Feminismo popular y Revolucionario)-

Mujeres por un feminismo popular (C.del Uruguay Entre Rios)

Partido Igualar Chaco

Agrupación «Las Victorias» (Río Negro)

Mujeres Evita Nacional

Frente de Mujeres La Campora

Furia Travesti – Chaco

Mujeres Evita Misiones

Mujeres Evita Neuquen.

Chile: camino al aborto libre, seguro y gratuito

Hasta hace cuatro años, en Chile el aborto era penalizado en cualquier caso y sin excepciones. En 2017 el Congreso aprobó la ley 21.030, que despenaliza la práctica en tres causales: violación, riesgo de vida e inviabilidad del feto. Pero esto, en un país con alrededor de 150 mil abortos clandestinos por año, no es suficiente; me corrijo: en ningún país esto es suficiente. Es por eso que desde Corporación Humanas prepararon el proyecto de ley que se comenzó a discutir ayer en el Congreso, en el que se propone la modificación de los artículos 342, 344 y 345 del código penal chileno, que establecen penas de mayor o menor grado para quienes se realicen abortos y para quienes los causen (“aún cuando no haya tenido propósito de causarlo”), ya sea sin consentimiento o con consentimiento. El nuevo proyecto propone, en cambio, despenalizar los abortos en cualquier circunstancia (siempre y cuando hayan sido consentidos por la persona gestante) hasta la semana 14 de gestación.

Si bien este es un paso muy importante en la ampliación de derechos y el reconocimiento de la autonomía sobre los cuerpos, lo que se está discutiendo no es el aborto libre, seguro y gratuito. Para que esto sea posible, es necesario que el proyecto lo presente el Poder Ejecutivo, ya que, según la constitución vigente, todos los proyectos que involucren presupuesto del Estado deben ser presentados por la máxima autoridad. En diálogo con Página/12, la diputada Karol Cariola afirmó: “Nos encantaría que esto fuera con un acompañamiento, que fuera el sistema de salud el que garantizara esta prestación”, y advirtió que, actualmente, el Estado “no sólo criminaliza sino que no se hace cargo de atender correctamente a las mujeres”. Esta criminalización es en parte posible gracias a la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet, que sigue vigente y continúa limitando derechos. Chile hirió de muerte a la actual Carta Magna en octubre pasado, cuando el pueblo votó por la opción “Apruebo” en el Plebiscito Constitucional, iniciando un proceso de cambio sin precedentes en su historia.

La lucha por la libertad para decidir está estrechamente ligada con la lucha por un país más democrático y justo, un país que se deshaga de la herencia de la dictadura. La reforma constitucional es esencial para conseguir el acompañamiento del Estado y del sistema de salud, que la falta de convicción política hoy no posibilita. Solo así el pueblo tendría las herramientas para hacer valer sus reclamos. Ya conquistaron las calles, ahora conquisten el Congreso.

Aborto: hagamos posible lo necesario

Cele Fierro, dirigente de Juntas y a la Izquierda-MST

Dicen que es posible medir la propia fuerza por la respuesta del enemigo. Y en una verdadera maratón feminista, el 7M con un picadito en Plaza de Mayo en el día de la visibilidad lésbica, el 8 en el pañuelazo verde ante la Catedral con nuestras jóvenes vikingas al frente y el 9 en la masiva marcha a Congreso, un blanco de nuestro reclamo fue la Iglesia Católica, que salió a responder a nuestra lucha por los derechos de género.


El 8 de Marzo, en nuestro día, montó una provocadora misa en Luján “por la vida y las mujeres”. No podíamos dejar pasar semejante reto de esa institución medieval, que anteayer se opuso al divorcio, ayer al matrimonio igualitario y hoy a nuestro derecho elemental a decidir. Por eso nuestros pañuelos verdes se atan cada vez más no a los celestes antiderechos -como pidieron algunes-, sino a los pañuelos naranjas para separar la Iglesia del Estado y dejar de subsidiar la educación religiosa.


Nuestras voces exigen aborto legal ya. Los cientos de miles de pibas y mujeres que inundamos las calles del país movemos el amperímetro. Si ayer Macri abrió el debate parlamentario y hoy Fernández presenta un proyecto es por nuestra marea verde. Pasamos frío, lluvia, noches en vela y luego la alegría de conquistar la media sanción en Diputados. El revés del Senado no logró mermar nuestra fuerza.


Pero surge una duda genuina. Si ya nuestro proyecto, el de la Campaña, está en las calles y logró media sanción, ¿por qué presentar uno distinto? ¿Será que la visita presidencial al Vaticano no es sólo protocolar y se pretende incluir limitaciones? La crisis del coronavirus postergó la presentación oficial, pero alertamos sobre el probable intento de recortar nuestro derecho.


¿El proyecto oficial mantendrá el plazo de 14 semanas o lo limitará a 12? ¿Habrá cambios en la edad? ¿Se incluirá o no la objeción de conciencia institucional, que al no incorporar la práctica del aborto al Programa Médico Obligatorio (PMO) excluye a las obras sociales, prepagas y clínicas privadas, que son el 66% de la cobertura de salud?


No queremos una legalización trucha: queremos el aborto legal por razones de salud pública, justicia social y derechos democráticos de las mujeres y demás personas con capacidad de gestar. Pero como la Curia y sus socios evangélicos ven al gobierno dispuesto a ceder, van a seguir presionando para cercenar lo más posible nuestro derecho.


Algunos sectores oficialistas proponen adaptarse a “lo posible”. Falso. ¿Acaso a las Madres, cuando iniciaron sus rondas en plena dictadura, no les decían que lograr justicia era “imposible”? ¿Acaso no nos decían que el divorcio era “imposible”? ¿O que era “imposible” anular el Punto Final y la Obediencia Debida o lograr las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género?


Llegar a esta marea verde que encabezan las jóvenes costó años. A partir de una pequeña vanguardia, hoy desbordamos las calles sin pedir permiso, llenas de emoción, de fuerza, dispuestas a todo. Y cuestionamos a este sistema. Como dice el documento unitario leído el 8M ante el Congreso, “somos un movimiento antiimperialista, anticapitalista, antipatriarcal, anticlerical, antirracista”.


Si cedemos al posibilismo escéptico y nos resignamos a las sobras que nos ofrecen desde el poder, estamos al horno. La historia demuestra que, si hay voluntad política y movilización, lo que parece imposible se vuelve posible. Hagamos entonces posible lo necesario: aborto legal, sin ningún recorte clerical.

Para el 2020 nos une el deseo: ¡Qué sea ley!

El 2019 llegó a su fin y con el año terminó también un gobierno que significó un retroceso en materia de derechos, en particular para les más vulnerables. La política económica generó un aumento de la pobreza y del desempleo, afectando en mayor medida a mujeres, lesbianas, niñes, trans, travestis y no binaries. 

En materia de inversión pública, según mediciones del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), el área de género perdió más de un 30% de recursos durante el gobierno de Cambiemos. El presupuesto de 2019 destinó $11 por mujer para prevenir la violencia de género, a raíz de esta desinversión, el Observatorio Ahora Que Si Nos Ven registró 327 femicidios, siendo uno de los años con más femicidios desde el Ni Una Menos. 

La falta recursos a la hora de implementar políticas públicas produjo un recrudecimiento de la feminización de la pobreza y de la desigualdad, mientras que cada 10 personas que forman parte del decil más pobre de la sociedad, 7 son mujeres, de cada 10 personas que conforman el más rico, 7 son varones.

En lo que respecta a la población trans y travesti la situación es mucho peor, con una expectativa de vida que no supera los 40 años, alrededor del 90% de dichos colectivos se encuentra por fuera del mercado formal y en situación de pobreza, mientras que el 95% ejerce la prostitución en situaciones de extrema marginalización. Esta realidad es producto de la falta de políticas de inclusión que, entre otras cosas, fomenten el empleo y combatan la informalidad laboral, recordemos que la exgobernadora bonaerense mantuvo cajoneada la reglamentación de la Ley de Cupo Laboral Trans durante cuatro años, para recién aplicarla a días de dejar su mandato. Como se dice habitualmente: mejor tarde que nunca, pero el “tarde” es demasiada pérdida para uno de los sectores más vulnerables y postergados de nuestra sociedad.

Estos cuatro años fueron muy duros, pero a muches nos salvaron los feminismos. Con las luchas en las calles reflejadas en las marchas del Ni Una Menos, los martes verdes, las manifestaciones contra los travesticidios y los paros internacionales, (¡fuimos les primeres que le paramos al gobierno de Macri!), emergimos en redes colectivas y establecimos agenda, al punto tal de marcar la imposibilidad de la vuelta atrás. 

Este año las pibas lograron la profesionalización del fútbol femenino, lucha que continúa en los reclamos por la igualdad salarial y mejoras en las condiciones laborales. También asistimos la masividad del 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales y No binaries en La Plata y para coronar el fin de año, tenemos un nuevo gobierno que a días de haber asumido, asumió también la agenda feminista y le devolvió a Salud su estatus ministerial, definido por el nuevo ministro Ginés González García, como el Ministerio Verde (guiño, guiño) y en cuyas primeras medidas se encuentra la publicación del nuevo protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

El presidente Alberto Fernández expresó en su discurso de asunción que iba a poner especial énfasis en las tareas de cuidado, fuente de muchas de las desigualdades, y a la semana estaba publicada en el Boletín Oficial la ley que legisla sobre la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo, que permite cuantificar la magnitud económica del trabajo doméstico no remunerado. 

Quizás uno de los mayores hitos del fin del 2019 fue la creación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación a cargo de Eli Gómez Alcorta, que apunta a transversalizar y federalizar las políticas de género, así como también a garantizar un abordaje integral y no punitivista de las violencias machistas. En la misma línea, en la Provincia de Buenos Aires, Estela Díaz asumió como ministra del flamante Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, y no podemos dejar de mencionar el lujo de tener a la referente trans, Alba Rueda, como subsecretaria de Políticas de Diversidad Sexual, área fundamental para el impulso de políticas de inclusión.

Con este fin de año se termina más que el 2019, culminan cuatro años de políticas nefastas, pero también de lucha colectiva, la cual seguirá presente y que se refleja en todo lo que está viniendo. 

¡Volvimos y vamos a ser mujeres! ¡Y también lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries!

La era está pariendo un corazón y es verde.

¡2020, te esperamos con nuestros pañuelos al grito de ¡QUÉ SEA LEY!

Crean nuevos ministerios que buscan proteger a la mujer y a las diversidades sexuales

Con el cambio de Gobierno se oficializaron las promesas de dos nuevos ministerios que se ocupen de temas como la violencia de género, disidencias y homofobia. En una clara posición por tomar un rol activo en políticas de género transversales, los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof oficializaron ayer la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y la disolución del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), en nación y el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, en la Provincia de Buenos Aires. 

Con Elizabeth Gómez Alcorta a la cabeza, el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad nació al calor de las marchas de los últimos tiempos con pedido de acción sobre temas integrales como violencia de género, presupuesto, políticas de igualdad y, también, acciones sobre disidencias. 

¿Quién es Eli Gómez Alcorta?

Tiene 47 años y preside el Movimiento de Profesionales para los Pueblos, integra la comisión directiva de la Asociación de Abogades de Derechos Indígenas, y la Red “Mario Bosch” de abogades en causas de lesa humanidad. También participó como observadora e integrante del Consejo Jurídico de Justicia y Democracia en el Grupo Puebla. 

Abogada penalista, especializada en derechos humanos y pueblos originarios, en los últimos años coordinó el equipo de defensa de Milagro Sala y también representó en los tribunales a la lideresa mapuche Moira Millán. 

La primera actividad de la titular del Ministerio fue recorrer las dependencias en las que hasta el día de hoy funcionaron las instalaciones del ya disuelto INAM y por el edificio en el que funciona la línea 144, para presentarse ante las trabajadoras y trabajadores que lograron transmitir a la ministra reclamos que ya habían realizado a la gestión anterior.  Se reunió con su equipo de trabajo y recibió a Dora Barrancos, quien se puso a disposición de Gómez Alcorta. 

¿Y Estela Díaz?

Axel Kicillof anunció un gabinete con 17 ministerios, 6 de los cuales estarán liderados por mujeres. Una de las novedades del día de ayer fue la designación de Estela Díaz quien, a partir de hoy, será la Ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires. Esto es una buena noticia, ya que Buenos Aires es la provincia con más casos de femicidios del país; de acuerdo a los datos del Observatorio “Ahora que si nos ven”, van 106 en el año.

Estela Díaz ocupa, desde 2010, un cargo en la Secretaría de Género de la CTA de los Trabajadores a nivel nacional, forma parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Dirige el Centro de Estudios Mujeres y Trabajos de la Argentina (CEMyT-CTA). Integra el Consejo Directivo del Fondo de Mujeres del Sur. Con Gómez Alcorta tienen en común la defensa de Milagro Sala: mientras Gómez Alcorta coordinó en estos años su defensa, Díaz coordinó el Comité por la Libertad de Milagro Sala, en representación de la CTA. Además, fue una de las creadoras de la Red de la Provincia de Buenos Aires de prevención y monitoreo de la ley de violencia familiar 

Aborto Legal: Médicxs del país lanzan una campaña a favor

Profesionales de la salud de distintas provincias argentinas lanzaron esta semana la campaña Salvemos miles de vidas pidiendo la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

Según Télam, profesionales de la salud de distintas provincias lanzaron la campaña Salvemos miles de vidas pidiendo la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

«No soy verde ni celeste», dijo Télam, Marcelo Guida, médico tocoginecólogo, especialista en fertilización asistida, al referirse a los colores que identifican a quienes están a favor y en contra del derecho al aborto en Argentina.

«Soy, junto a los colegas con quienes ideamos esta campaña, quienes debemos garantizar los derechos sexuales y reproductivos a las mujeres», aseveró el profesional, que trabaja en Tierra del Fuego donde es uno de los cinco únicos médicos que no es objetor de conciencia para realizar abortos no punibles.

Salvemos miles de vidas se presentó con su página web y redes sociales esta semana, y con carteles en la vía pública en Córdoba, Mendoza, Rosario (Santa Fe), Entre Ríos, Jujuy, Chaco, Corrientes, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Chubut, Tierra del Fuego, La Pampa y las localidades bonaerenses de Bahía Blanca, Olavarría, La Plata y Junín.

#QueSeaLey: Mañana se presentará por octava vez el proyecto por el aborto legal en el Congreso

El octavo proyecto se presentará por octava vez a las 17.30 en conferencia de prensa, con apoyo multipartidario.

Según Perfil.com, este martes 28 de mayo, el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación será el escenario de la nueva presentación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Será la octava vez, un año después de que por primera vez el debate llegara al recinto. La elección de la fecha no es casual: el #28M es el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Se cumplen, además, 14 años de la primera presentación, en 2007. El proyecto contempla algunas modificaciones al que se votó el año pasado, y la expectativa está puesta en conseguir más de 70 firmas de apoyo de legisladores, el máximo conseguido hasta entonces.

  • Una vez más, la iniciativa contará con apoyo multipartidario, lo que quedará plasmado en las primeras 15 firmas. Victoria Donda (Somos) volverá a encabezar el listado, y le seguirán Brenda Austin (UCR), Mónica Macha (Frente para la Victoria-PJ), Romina del Plá (Partido Obrero) y Cecilia Moreau (Frente Renovador).

Muerta en nombre de la moral

Hoy, 17 de mayo, se cumplen doce años de la muerte de Ana Acevedo por el abandono y la negligencia estatal.

Ana Acevedo tenía 19 años y tres hijos cuando fue diagnosticada con cáncer de mandíbula. Durante el año y medio que duró su enfermadad los médicos del hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe no combatieron el cáncer. Ana estaba embarazada de dos semanas y le prohibieron la quimoterapia para proteger al feto.  Le negaron el acceso a la interrupción legal de su embarazo y le produjeron una lenta agonía que terminó con su muerte.

Norma Cuevas, su madre, pidió que le hagan un aborto terapéutico, le rogó a todos los médicos que la atendieran, que salven la vida de su hija. Se negaron, la moral no les permitía practicar el aborto, pero no les impidió dejar agonizar a Ana hasta morir. Norma expuso el año pasado en el Congreso el caso de su hija en las audiencias previas al tratamiento en el recinto del proyecto de ILE.

Por este caso nadie fue preso ni condenado. El Estado provincial pidió disculpas a la familia. El caso de Ana fue un emblema que cambió las normas y logró que Santa Fe sea la única provincia donde hoy ninguna mujer muere por aborto. 

En mayo de 2006 un fuerte dolor en la boca la llevó de urgencia a visitar el Centro de Salud de Vera. Le extrajeron una muela y le dieron antibióticos. Como el dolor volvió, Ana visitó el hospital Cullen en la ciudad de Santa Fe donde le diagnosticaron un sarcoma maxilar, un tipo de cáncer que se origina en ciertos tejidos como los huesos o los músculos. Los médicos le extrajeron una parte del tumor y la derivaron al Servicio de Oncología del Hospital J.B. Iturraspe para que hiciera un tratamiento de quimioterapia y rayos.

Cuando en noviembre viajó para realizarse el tratamiento, se enteró que estaba embarazada de dos semanas. Los médicos se negaron a hacerle quimioterapia para preservar la salud del feto y la derivaron al Servicio de Ginecología, donde estuvo internada con analgésicos hasta la víspera de Noche buena. No la trataban por el cáncer, le daban dosis de calmantes, lo suficientemente bajas para que no afectara el feto, mientras que el cáncer se expandía y le producía terribles dolores.

De acuerdo a las actas del Hospital Iturraspe los médicos y médicas NUNCA evaluaron practicarle un aborto.

El 29 abril Ana se sometió a una cesárea programada. Después de 22 semanas de gestación parió a María Guadalupe de los Milagros. Pesó 450 gramos y murió un día después. Ana no la llegó a ver porque murió en agonía. Una agonía producida por el Estado. Ocho días después de la cesárea le hicieron la primera sesión de quimioterapia. Le siguió una traqueotomía. Al tiempo entró en coma farmacológico y murió dos semanas después.

El caso de Ana llegó a la Justicia. En julio de 2008 el juez Eduardo Pocoví procesó al ex director del hospital Iturraspe, Andrés Ellena, y a otros cinco médicos. Ninguno llegó a juicio.

Amalia Granata salvó su lista, será candidata

Amalia Granata limó asperezas con el frente «Unite por la Familia y la Vida», que la lleva como candidata a diputada provincial en Santa Fe, y su lista participará de las elecciones provinciales del 16 de junio.

Granata resolvió las diferencias con su coalición electoral y podrá competir por una banca en la Legislatura provincial.

El partido “Unite” había pedido la abstención de la lista que encabeza la legisladora provincial. (Santiago Saferstein)

A raíz de diferencias internas, la coalición por la que se postuló Granata había solicitado al Tribunal Electoral de Santa Fe abstenerse de participar de los comicios generales en las categorías gobernador, senador departamental y diputado. Su candidatura quedaba en riesgo luego de obtener en las elecciones primarias PASO del 28 de abril pasado casi 150.000 sufragios, convirtiéndose en la tercera más votada.

Amalia Granata sacó en las PASO casi 150.000 votos, convirtiéndose en la tercera más votada de la provincia.

El 8 de mayo pasado, la alianza «Unite por la Familia y la Vida», integrada por cuatro partidos políticos santafesinos, dispuso «dejar sin efecto la resolución mediante la cual se abstenía de participar en las elecciones provinciales» de acuerdo a la nota entregada al Tribunal Electoral. Uno de los motivos de las diferencias dentro del partido, fue que el candidato a Diputado en la lista de Granata, Walter Ghione, apoyó públicamente a la candidata a gobernadora María Eugenia Bielsa, cuya posición pública es a favor de la Interrupción voluntaria del embarazo.

El 1ero de Mayo ordenaron al Diputado quién pidió disculpas.

De repetir el desempeño electoral de las PASO, la lista de la antiderechos Granata, podría ingresar entre 3 y 4 escaños a la Legislatura santafesina, que renovará sus 50 bancas en diciembre.