10 de enero: Día de la Mujer Migrante

El 10 de enero pasado, se cumplieron 20 años del crimen racista que sufrió Marcelina Meneses junto a su bebé Joshua de 10 meses. Ellxs fueron empujadxs del tren Roca en movimiento tras recibir insultos violentos y xenófobos como por ejemplo “boliviana de mierda”. Madre y bebé murieron en el acto. CAREF publicó una revista para visibilizar la lucha de la mujer migrante en nuestro país.

Marcelina Meneses y su bebé Joshua, víctimas de discriminación y violencia racista.

En nuestro país, la discriminación por el color de piel y la nacionalidad son las más frecuentes, y por ende, ser migrante es un factor de riesgo en la vida de las mujeres, tanto cis como trans.

Según  la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (Caref) reclamó que la condición de migrante «deje de ser un factor de riesgo en la vida de las mujeres» y feminidades trans en la Argentina. Además, la asociación civil que trabaja por los derechos de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, desde 1973, dijo que “casi la mitad de las víctimas de femicidio y travesticidio en la Ciudad de Buenos Aires entre 2016 y 2019 pertenecían a colectividades de otros países”.

En este sentido, este año, dicha organización publicó una revista titulada: “Las que fuimos, las que somos. Relatos de vida en movimiento, donde se busca visibilizar las estrategias de organización y lucha que tienen las mujeres migrantes y refugiadas en nuestro país.

«Conocer nuestra cultura es un trabajo constante. Yo lo comencé en Argentina años después de haber venido desde Bolivia. Cuando llegué era una persona totalmente diferente: una adolescente de 18 años que no apreciaba mi música, mis costumbres, o mis raíces», cuenta allí Mery Lucas oriunda de Bolivia e integrante de la ‘Comunidad Indígena Intercultural Ayllu’.

Seynabou Sane, de la agrupación de mujeres senegalesas Karambenor, dice que: «Cuando llegué tenía demasiada timidez. Antes, frente a ciertas agresiones verbales no reaccionaba porque pensaba que simplemente no valía la pena, pero a medida que aprendí el idioma y entendí a la gente, fui capaz de defenderme».


Migrar es un derecho humano para todes les que deciden, por distintas circunstancias, habitar suelo argentino. Como sociedad debemos respetar un derecho que se encuentra protegido, no solamente por la Constitución Nacional, sino por distintos tratados internacionales.

Fuente: https://twitter.com/CarefArgentina y Télam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *