Comenzó el juicio por el femicidio de Araceli Fulles: «No podemos decir que no luchamos»

Por: El Zorzal Diario

Comenzó el segundo juicio por el femicidio de Araceli Fulles. En total, son ocho los imputados por “homicidio agravado por el femicidio y por la participación de dos o más personas”, y más de ciento cincuenta las y los testigos que deben declarar. Se estima que durará hasta los primeros días de octubre. 

Una llovizna densa recibe a la gente que se concentra en la puerta del Tribunal Oral en lo Criminal número 3 de San Martín, sobre la calle Eva Perón. La fachada del edificio se camufla con el cielo gris. La lluvia se vuelve más intensa, y entre la poca gente que aún queda fuera del refugio del techo escaso, se escucha: «Esta lluvia es por ‘la Negra’, a ella le encantaban los días así. Ya le dije que pare un poco».

Sigue llegando gente al lugar: organizaciones, familiares, amigos y amigas. «Fuerza» es la palabra que más se escucha alrededor de la mamá de Araceli, Mónica Ferreyra, quien poco antes de las 10 sube al tercer piso para comenzar con las declaraciones. El tribunal está integrado por los jueces Martín Klobovs, Carolina Martinez y Anibal Bellagio. La fiscal de juicio será Mariana Piwarczuk, mientras que el abogado Diego Szpigiel representará a la familia de Araceli.

Son ocho acusados. Hernán Rodrigo Badaracco, Carlos Damián Casalz, Hugo Cabañas, Carlos Antonio Ibarra, Marcelo Escobedo, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Manuel Avalos. Todos imputados por “homicidio agravado por el femicidio y por la participación de dos o más personas”, delito que prevé la pena máxima de prisión perpetua. 

Un día antes del comienzo del segundo juicio, uno de los imputados, Carlos Cassalz, fue detenido mientras se acercaba a un centro de votación. La detención se produjo porque semanas atrás la mamá de Araceli denunció haber recibido en su celular un video intimidatorio en el que aparecía Cassalz portando una ametralladora. “No les tengo miedo, a mi ya me mataron”. dijo Mónica.

Araceli fue  vista por última vez el 2 de abril de 2017 en una plaza cercana a la casa donde su cuerpo fue hallado 25 días después, víctima de un femicidio y enterrada bajo una loza. La casa pertenecía a la mamá de Darío Badaracco, principal sospechoso y el único que entonces quedó detenido.

Los padres de Araceli explicaron en su momento que durante la investigación las autoridades perdieron la cadena de custodia de los elementos probatorios, y que este fue el argumento por el cual la Cámara resolvió que los ocho imputados quedaran en libertad por falta de mérito.  Darío Badaracco falleció el 14 de abril de 2019 en el Hospital Olavarría luego de agonizar durante seis días. Había sido agredido en el penal de Sierra Chica, donde cumplía su condena como autor material del femicidio de Araceli.  

“Vamos negrita bailá hasta el fin” canta la remera que lleva Damián con la cara de su hermana. “Es volver a remover todo. Es difícil, es un proceso largo y complicado. Pero por suerte tenemos mucho apoyo de la gente” expresó.

Cerca de las 13.30, los oficiales federales abrieron las puertas del tribunal y dejaron salir a Ricardo, papá de Araceli. Hacía un par de horas estaban tomando las declaraciones, y el escenario deja entrever cómo serán los días de declaración de testigos: jornadas completas, adentro y afuera del tribunal.  “Sea lo que sea que pase, no podemos decir que no luchamos”, proclamó Ricardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *