“El sexo en pocas palabras” o cómo el conocimiento en manos de los hombres nos vulnera

Scroll down to content

Hace un tiempo ya había recomendado la serie de documentales “En pocas palabras”, pues bueno, Netflix lo hizo de nuevo: ahora salió la serie “El sexo en pocas palabras”. Es una miniserie de cinco capítulos de alrededor de 20 minutos cada uno en la que se hablan de diferentes aspectos del sexo. Todos los capítulos son muy interesantes y, sobre todo, didácticos, pero hay dos en particular que quiero recomendar: el de los anticonceptivos y el del parto.

Ambos capítulos hacen un repaso de la historia: cómo surgieron los anticonceptivos, cómo llegaron a comercializarse, cómo evolucionaron y cómo la medicina fue cambiando sus concepciones y procedimientos con respecto al parto. Así nos enteramos del surgimiento turbio y poco ético de los anticonceptivos comercializables y producidos en masa; de todos los efectos secundarios que generan, desde cambios de humor y aumento de peso hasta coágulos, cáncer o ACV y cómo los laboratorios los siguen produciendo, a pesar de haber opciones para mujeres que no utilizan hormonas u opciones para hombres que resultan mucho menos peligrosas.

También nos enteramos cómo en la antigüedad eran las mujeres las encargadas de los partos. Hasta que los hombres se adueñaron de ese conocimiento y, si bien se mejoraron muchas cosas, también se comenzó a deshumanizar el cuerpo de la mujer. Los onvres (cuándo no) comenzaron a aplicar prácticas como encapuchar a las embarazadas, atarlas a las camas, realizarles procedimientos innecesarios como cesáreas (en un principio se realizaban solo en embarazos de riesgo y hoy en día son muy comunes, especialmente en los hospitales privados en donde a lxs obstetras se les paga por horas), episiotomías (que se demostró que causan más dolor que el desgarro natural) o inducción del parto.

En definitiva, estos dos capítulos de “El sexo en pocas palabras” nos dan un panorama de cómo la medicina dispone de nuestros cuerpos y decide por nosotras sin tener en cuenta nuestras necesidades u opiniones. Como en todos los aspectos de la vida, necesitamos más mujeres en esta área y, especialmente, en espacios de poder dentro de esta área, para darle una perspectiva de género.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: