Los distintos productos de higiene femenina

Scroll down to content

Toallitas, tampones siempre fueron los métodos de higiene femenina más comunes, pero existen otros que ya sea por comodidad, para ahorrar dinero o por una cuestión de ser amigables con el medio ambiente se usan cada vez más.

La copita, las toallitas de telas y la bombacha menstrual, son otras opciones que surgieron. Acá te contamos como se utiliza cada una.

Toallitas de tela 

Resultado de imagen para toallitas de tela

Hay de diferentes tamaños y lo mismo pasa con los materiales, se puede elegir entre algodón, bambú, franela, tela polar. Además está la opción de que la tela sea orgánica o convencional. Las toallas sanitarias de tela no contienen ningún tipo de químico que las haga absorbentes, ni tienen aroma sintético, algo que a muchas les produce irritación y alergias. Son amigables con el medio ambiente y sólo hay que lavarlas luego de usarlas como la ropa normal.

Bombacha Menstrual

La ingeniera química Julie Sygiel creó una bombacha absorbente, que ademas de funcional, es sustentable y esta siendo un éxito en los Estados Unidos. Bautizada Underlux,  la combinación de tejido creado y patentado por Julie tiene dos capas . El interior es una malla especial absorbente que no deja ningún tipo de mancha, evitando así la necesidad de mantener la prenda en remojo para lavarla al final del día. La malla externa es suave y actúa como una protección adicional que repele el líquido, previniendo posibles fugas, inclusive de sudor durante las actividades físicas. Otras marcas tienen diseños similares. Aun no se comercializa en Argentina pero se puede comprar por internet.

Copa Menstrual

La primer patente de la copa menstrual se registró en Estados Unidos en 1937 de la mano de Leona Chalmers, aunque hay testimonios de algunos intentos anteriores. Leona fabricó este producto con caucho vulcanizado y fue una auténtica revolución para la higiene femenina. En 1950 Chalmers se juntó con una empresa mayor para desarrollar una nueva versión de la copa (Tassette) a la que acompañaron con todo el marketing posible para la época. En esta misma época el Dr. Earle Haas patentó una empresa con un nombre muy conocido hoy en día: Tampax.

La copa se ha vuelto más popular  gracias a los mejores diseños, su resistencia y a su carácter reutilizable, lo que permite un gran ahorro económico a lo largo de los años; además, su antecesora, la copa Tassaway, había recibido buenas críticas de los médicos, que la consideraban muy segura, inocua y capaz de reducir la incidencia de infecciones genitales comúnmente asociadas al uso de tampones.

Te dejamos un instructivo si todavía no la probaste y querés usarla

whatsapp image 2019-01-16 at 9.59.43 am

Herví la copa de 3 a 5 minutos. ¡Ojo! ¡Qué no toque el fondo de la olla porque se quema!

whatsapp image 2019-01-16 at 9.59.43 am (1)

Hay mil formas de doblarla, tenés que ir probando hasta encontrar la que te resulte más cómoda.

whatsapp image 2019-01-16 at 11.31.48 am

¡Lo principal es no frustrarse al primer intento!

whatsapp image 2019-01-16 at 9.59.44 am (1)

whatsapp image 2019-01-16 at 11.31.49 am (1)

whatsapp image 2019-01-16 at 11.31.49 am

Una vez vaciada, lavala bien para volver a usarla. Cuando termines de menstruar, esterilizala antes de guardarla hasta el próximo mes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: